Cazadores de libros

Un pedazo de nuestra biblioteca

Nosotros (Eu Medina, Nelson Castro) decidimos mostrarles los cinco libros favoritos de nuestra biblioteca, a pesar de que –no sabemos cómo- pero perdimos algunos, agregamos a esta pequeña muestra de imprescindibles: Sin contemplaciones, escrito en 1993 por Fernando Savater y El Libro del Desasosiego (1913-1935) de Fernando Pessoa.

la foto (39)

1)El primer libro en la fotografía se titula Desayuno En Tiffany’s (1958) del periodista y escritor Truman Capote ¿Quién no ha reído con las ocurrencias y suspirado con la elegancia y buenos modales, dignos de otras épocas, de la sin igual Holly Golightly? o al menos embelesarse con la belleza de Audrey Hepburn, quien interpreta al personaje en la película, mientras sentada en su ventana acaricia la letra de la canción Moon River.  Mi obra de arte cinematográfica favorita la conseguí en letras en la librería +Libros.

2)“Nacida en 1907, La pintora mexicana Frida Kahlo desplazó intencionalmente el comienzo de su vida al año 1910”, así comienza el libro biográfico que escribió Linde Salber sobre la mujer, esposa y artista que se convirtió en una leyenda. Para mí fue grato conocer más de ella, la autora saca a la luz todos los elementos y facetas que la determinaron, haciendo un exhaustivo examen de su obra.

3)Caracas Muerde de Héctor Torres, ¿cómo no engancharse con esa frase de que Caracas es un ADN salvaje que quiere civilizarse? Torres, en su libro de crónicas te hace sentir que eres parte de él, te permite enfrentar la calle, la noche, el amanecer desde su mirada, y más aún, con sus palabras siempre certeras. No conocí Caracas hasta que leí este libro. En una de nuestras visitas a la ciudad capital logré tomarme una foto con el perrito de la portada, para mí fue un logro y se lo conté, Héctor no podía creer que habíamos conocido al perro antes que a él.

4)Rayuela de Julio Cortázar, el clásico de clásicos. Quien no haya leído este legado del boom literario no sabe mucho del amor y menos sobre filosofía. Mi autor favorito, mi libro leído hasta más de seis veces.

la foto (40)

1)El Diario de Los Beatles – Barry Miles. Éste fue uno de los mejores regalos de cumpleaños. Para leer éste diario lleno de anécdotas personales detalladas y ordenadas cronológicamente, se debe ser beatlemaníaco,  conocer la historia de los bichos de Liverpool, haber leído al menos alguna que otra de las miles de biografías de John y Paul. ¿Quién mejor que Barry Miles para contar al mundo sobre The Beatles? La íntima historia desde la perspectiva de un testigo presente en los momentos más difíciles y más gloriosos.

2)Cerati en Primera Persona – Maitena Aboitiz. Otro hermoso regalo de cumpleaños.
Maitena usó esa melancolía que todos sentimos al recordar al gran Gus y a través de una exhaustiva documentación de entrevistas (tanto las realizadas por ella misma, como por otros periodistas), testimonios de amigos, colegas y familiares cercanos a Cerati, creó esta biografía que se presenta como autobiografía al conjugar palabras en primera persona. De ésta forma, los fanáticos del flaco de Buenos Aires, sentimos llenar ese gran vacío que Gustavo nos dejó desde que ha dejado de cantar.

3)Liubliana – Eduardo Sánchez Rugeles. Ésta novela me animó a comprar más obras venezolanas. Mi favorito. Personajes oscuros y criollos. Como lector, te obsesionas, te frustras, lloras, ríes y te lamentas con lo que le va sucediendo al hastiado Gabriel. Los relatos de sexo recuerdan a Vargas Llosa. Liubliana te golpea de entrada: “la locura es asintomática, nunca me di cuenta, tenía la convicción de que era una persona normal. Yo sólo quería matar a Dios”. Luego de esto no puedes soltar al libro.

4)La maravillosa vida Breve de Óscar Wao – Junot Díaz. Siempre me han atrapado las novelas que enseñan historia. El fukú, como le llaman en República Dominicana, es una maldición que recae sobre la Familia De León. Las cosas empiezan a ponerse bastante feas para Oscar y sus parientes en su país de origen, desde la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo. Esta es otra historia de exilio, pero en ésta ocasión, los que escapan del “El Jefe” se llevan consigo la maldición a Estados Unidos.

Por Eu Medina y Nelson Castro

@Eumedina

@Nelsonfux

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s