¡A escribir!

Sábanas negras (2013), de Sonia Chocrón

A escribir imagen

Básicamente, el placer que nos produce una novela negra estriba más en el proceso de investigación de un crimen que en su solución final. Nuestro conocimiento convencional del género nos alerta de que en ese cosmos caótico, donde los miserables pululan a lo largo de la escala vertical de la sociedad, no puede haber redención posible. Así que nos orientamos por ese sapiencial consejo con el que Roberto (Ricardo Darín), personaje central de Tesis sobre un homicidio, filme de Hernán Goldfrid, instruye a sus pupilos: “todo está en los detalles”. Esto lo entienden muy bien la pareja de personajes centrales de Sábanas negras, segunda novela de la escritora venezolana, publicada por Ediciones B.

Ambientada en una Caracas lluviosa y decadente, que por momentos nos puede recordar a Seven, de David Fincher, esta novela hace seguimiento de la investigación que Nina Medina, asistente del productor del concurso Señorita Belleza Venezuela y Francisco Javier ‘Cacho’ Rondón, periodista fracasado, llevan a cabo por el asesinato de Margarita Latuff, saliente reina del concurso. El notorio detalle de unas sábanas negras cubriendo la cama donde yace Latuff  y la palabra ‘mokita’, escrita sobre una libreta de notas, motivarán a estos personajes a emprender una búsqueda que los sumerge en un pantano en el que, detrás de un certamen de belleza de prestigio internacional, asoman la prostitución, las drogas, el hampa y organizaciones clandestinas. Si bien es imposible resolver el caso, la ficción redime a los protagonistas con el libro que Rondón escribe, inspirado por los eventos experimentados.

La atmósfera que crea Chocrón es sumamente sobrecogedora. Fijemos nuestra atención en la lluvia, la cual,  por una parte, se intensifica con la intervención de las dos víctimas fatales de la novela, Margarita Latuff y Eric Montiel, como se puede constatar en las páginas introductorias a sus voces; por la otra, la lluvia merma los espacios físicos de la ciudad: “El pavimento estaba húmedo aún y algunas lagunas aisladas de edificios y postes se reflejaban, turbias, en el agua empozada”,“Esquivo la basura regada por las aceras, no le dedicó ni un vistazo a la pareja de hombre y puta que caminaba a carcajadas…”. En este orden de ideas, confirmamos que Chocrón posiciona a sus personajes moviéndose en una atmósfera tensa, donde puede haber un desenlace fatal en cualquier momento.

Sería suficiente echar un vistazo a algunas obras del cine negro, para listar los nombres de algunas hermosas y sensuales  actrices que han dado cuerpo a la femme fatale, esa mujer arácnida que sigilosamente atrapa al protagonista: Rita Hayworth, en La dama de Shanghái, de Orson Welles; Joan Bennett, en Perversidad, de Fritz Lang; Kim Novak, en Vértigo, de Alfred Hitchcock; y Julieta Díaz, en La señal, de Ricardo Darín y Martín Hodara, por citar algunos nombres de una amplia lista. Chocrón, en marcado contraste, prescinde de una femme fatale de esta factura y se inclina por una mujer de escaza belleza física, pero perspicaz, valiente y, principalmente, presta para arriesgarse por la causa justa.

Con Sábanas negras, la escritora Sonia Chocrón alcanza una novela negra que registra lo tradicional del género y lo combina adecuadamente con personajes y aspectos culturales de la venezolanidad, como resulta un concurso de belleza, espacio que la imaginación de Chocrón  torna en un escenario donde emerge lo horrible que se ampara detrás de las apariencias. ¡Buena apuesta ésta!

Por Maikel Ramírez

@MaikelAlexander

Anuncios

Un pensamiento en “Sábanas negras (2013), de Sonia Chocrón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s