Curiosidades

Todas las flores de la guerra

Curiosidades

Todos los historiadores deberían morir de asco. Basta con leer un par de capítulos de nuestra (Infame) Historia Universal para enfermarse por completo y cuestionar la posibilidad de un determinado propósito para nuestra existencia, que no sea, claro, destruirnos los unos a los otros con la misma saña de perros callejeros. Todos nuestros muertos, nuestros asesinatos, violaciones, masacres, exterminios, guerras… Digo, en algún lugar del universo debe haber alguien mirando expectante cuál va hacer nuestra próxima atrocidad.

Uno de los más memorables actos de devastación inmisericorde contra nuestra propia especie debe ser (tiene que ser), sin cuestionarlo si quiera, la masacre o mejor conocida, la violación de Nankín. Entre 300.000 y 100.000 muertos no combatientes, es decir, civiles (la cifra exacta aún no ha podido ser establecida pero éste es el rango que maneja ambas partes) víctimas de crímenes de guerra (pillaje, violación, asesinatos, torturas, entre otros) perpetrados por el Ejército Imperial Japonés en la población de Nankín, China, durante el año 1937.

No haré una reseña sobre el suceso ni ahondaré en el trasfondo histórico del mismo. Bastará señalar la novela de Geling Yan y la película de Yimou Zhang, ambas obras tituladas Las flores de la guerra que deben ser leídas y vistas con el propósito de no olvidar un suceso histórico tan aberrante para que nunca más vuelva repetirse.

Por Victor Burgos

@Victoralejo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s