Pluma creativa

La resistencia

golf

Hasta que la muchacha se asomó al balcón…
donde todos creyeron haberla amado alguna vez
antes de que viniera el olvido.

-Juan Gelman

Una mujer se asoma al balcón
se asoma sin ropa y con toda su historia
a cuestas
su libertad es una práctica de resistencia
hay viento y su pelo se enreda
y voltea a esnifarse los recuerdos
y se sienta en el rastel
mientras su mente rebota
sobre los cuerpos de otros
y le pasa su lengua a los restos de coca
sintiendo otras lenguas
es su mente insalvable
sentada en un carrusel.

El infierno y sus buenas intenciones
el placer y sus ruidos
el poder
la resistencia
su libertad
y toda su cordura
guardada en dos pastilleros
mientras canta.
Y toma champagne
y los vecinos tapan sus rostros con sus manos
pero abren bien los dedos
el mundo y su voyerismo
que no da la cara
el mundo y sus mentiras
enterrando su progreso en el pudor
y toda la resistencia en las palmas de sus manos
en sus orgasmos
y en su soledad que se multiplica a rayas blancas.

La mujer en el balcón
se ríe del mundo
y toda su dureza
se concentra
en su pezón izquierdo
quiso que la vida fuera
una pintura de El Bosco
pero racionalizamos la locura
y así estamos.

La mujer en el balcón
quiere volar
vivir de libertades
y morir con libertad.
Abre sus brazos y salta.
El vuelo
siempre alcanzará a los pájaros
y lloró
con sus doscientos huesos fríos
por los que todavía eran
y pensó en ellos.

Por Isabel Carlota Roby

@Golfemia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s