¡A escribir!

‘Una soledad demasiado ruidosa’ de Bohumil Hrabal

una

«…estoy solo para poder vivir en una soledad poblada de pensamientos».

«Los libros me han enseñado el placer y la voluptuosidad de la devastación…»

Bohumil Hrabal

A veces podemos concluir que el único objetivo de nuestra vida es aprender a lidiar con todo lo que se vuelve obsoleto. La dinámica del tiempo, en su decurso, hace que cada cosa caduque: lo que hoy es útil, mañana es inútil. Las cosas terminan como un despojo arrimado al rincón más oscuro de la casa, inservibles ya, carentes de finalidad alguna, consumidas, si se quiere, en su propia función. Un ejemplo bastante gráfico de todo esto es nuestra propia basura: tesoros que han muerto en nuestras manos, que han sido destruidos, rajados, manchados y que posteriormente han perdido su valor antes nuestros ojos. Un proceso imperceptible, a veces, pero incesante como el oleaje del mar, siempre.

 Hanta, el protagonista de esta historia, es un hombre solitario que durante treinta y cinco años ha tenido como trabajo triturar libros, papeles y reciclar otros desechos como reproducciones de pinturas famosas, folletos, etcétera. Trabaja en un sótano oscuro, sumido en una maraña de pensamientos e introspecciones que, alimentadas por las frases de los libros que salva de la trituradora y que luego lee, se convierten en espectros de su pasado, presente y futuro. Un trabajo mecánico que él emprende con una dedicación sobrenatural, tomándose el esfuerzo y el gusto de adornar con delicadeza y sentido cada bala de papel reciclado que sale de la trituradora. Es un «tierno carnicero», como él mismo se describe; él, como último eslabón de una insospechada cadena, se permite crear dentro de la misma destrucción que el se encarga de administrar.

Esta novela de Bohumil Hrabal está narrada es una fantástica prosa y toda ella rebosa de reflexiones sobre la soledad, a veces elegida y asumida, mientras que otras veces nos es impuesta como un puente roto entre el mundo y nosotros; la creación artística, la censura, la modernización y, finalmente, dentro de todo el relato, las consecuencias del deterioro, la transitoriedad y la extinción que nos rodea, ese eterno dilema frente a lo obsoleto.

Libro imprescindible.

Por Victor Alejandro Burgos

(@victoralejo)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s