Pluma creativa

Instrucciones para volverse loco

586a7bc084744dd6c925e89bb9977adf

Lo que tendrás en ventaja es que es más fácil volverse loco que volverse cualquier otra cosa. Comenzarás por caminar descalzo todos los días; sin zapatos ni medias a través de la casa podrás sentir cada sucio diminuto pegándose a tus pies, como haciéndose parte de ti. Si tienes suerte, las plantas de tus pies recogerán pequeños pedazos de vidrio que pasaron desapercibidos cuando recogían algún vaso que se partió.

No evites la autoflagelación de tus dedos meñiques de los pies. Porque eso es lo que hacen cuando se estrellan contra alguna esquina o pata de una mesa. Busca las esquinas más sobresalientes de tu hogar y deja que los meñiques busquen sus heridas. Ni tú, ni tus dedos  morirán, así que podrás repetir esto cuantas veces sean necesarias.  Nota: Toma todo esto personal, como si cada esquina estuviera ahí solo para ti, como si cada golpe fuera una confabulación del universo que te odia.

En cada ducha que tomes, no prendas el calentador; que cada ducha, a cualquier hora y sin importar el clima del momento, sea tan fría como se pueda, de tal modo que tu cuerpo olvide el calor necesario y la baja temperatura haga su trabajo dejándote tembloroso, porque no hay momento más vulnerable que cuando estás temblando. Nota: Dicen que, al tiempo, las duchas frías ayudarán a darte una mejor piel. Esto no será un problema, ya que cuando alcances el estado de locura, la piel será solo una capa que cubre el desastre.

Saca toda tu comida de la nevera y déjala destapada y en la intemperie; a las horas una buena cantidad de moscas estarán por todo el lugar. En minutos, no habrá diferencia entre la comida y tú; con suerte todo tu alrededor será una isla de descomposición cadavérica. Las moscas estarán caminando y volando sobre todo lo que encuentren cumpliendo el trabajo deseado. Come o canta en el mismo lugar de las moscas, el trato desesperado de espantarlas podría afectar tu coordinación con los dientes y dar como resultado que te muerdas la lengua y los cachetes por su parte interna o en su mejor efecto, que tragues alguna mosca.  Nota: Si tienes suerte, otros tipos de insectos se unirán al festín. Nota 2: El festín no será  solo la comida, tú también serás parte de él. 

Evita cepillar tus dientes; deja que tu boca sea un invernadero de infecciones bacterianas. La presentación de úlceras permitirán la salida del material infectado hacia la membrana periodontal y tu boca será La Caldera del Diablo en Jardín Gramacho, lo que colaborará a lo deseado.

Si dichas instrucciones llegan a parecer acciones intrascendentales, insignificantes, meros detalles, siempre recordar que el diablo está en los detalles.  

Por Joey Rego

@Regojoey

Anuncios

Un pensamiento en “Instrucciones para volverse loco

  1. Pingback: Instrucciones para volverse loco » JoeyRego.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s