Curiosidades

Anders Johan Ture Rangström (1884 – 1947)

Rangström fr Sohlmans jpeg[Maxbredd 460]

  «Perhaps indeed my interest in music sprang from poetry, for it was the word, the ardent word of the poet, that aroused my remorseless desire to compose».

                                   «Tal vez es cierto que mi interés por la música surgió de la poesía, porque era la palabra, la palabra ardiente del poeta, lo que despertó en mí el deseo implacable de componer».

Ture Rangström

Anders Johan Ture Rangström nació en la ciudad de Estocolmo (Suecia) el 30 de noviembre de 1884. Fue compositor, profesor de canto, director y crítico musical. Murió a causa de un cáncer en la garganta, en su ciudad natal, el 11 de mayo de 1947. Fue uno de los primeros compositores suecos en adquirir reconocimiento y fama internacional.

La poesía fue siempre su punto inflexible de inspiración. La música que compuso lo demuestra generosamente y no sólo porque esté inspirada, en mayor o menor medida, en los escritos de Bo Bergman y August Strindberg (de éste último, Rangström fue especial admirador: luego de la muerte de Strindberg, compuso su primera sinfonía sobretitulada ‘August Strindberg in memoriam’ en 1914; y en 1915 concluye la ópera ‘Kronbruden’, basada en una obra de teatro del mismo Strindberg), sino porque Rangström pudo desarrollar su propio estilo, caracterizado por un romanticismo tenso y dramático, casi arcaico, capaz de transmitir las más sutiles visiones con una fuerza estridente que hace llorar a los ojos de la imaginación. Él mismo se hacía llamar un ‘poeta musical’, un evocador de imágenes a través de la música.

Ture Rangström compuso cuatro sinfonías. Luego de la primera, dedicada a Strindberg, le sigue ‘Mi país’ (Mitt land, 1919), después ‘Canto bajo las estrellas’ (Sång under stjärnorna, 1929) y finalmente Invocatio en 1936. Resulta significativo mencionar, desde el punto de vista desde el que se escribe esta breve reseña, que sus primeros trabajos fueron creados bajo la forma de poemas sinfónicos y que gracias a ellos recibió gran parte del reconocimiento que cosechó como compositor. Algunas de estas obras son: ‘Ditirambo’ (Dithyramb, 1909), ‘Un pedazo de verano’ (Ett midsommarstycke), ‘Una canción de otoño’ (En höstsång) y ‘Canción del mar‘ (Havet sjunger, 1913).

La música de Rangström tiene un vigor maravilloso, una armonía salvaje, robusta e indómita. Un hálito wagneriano inconfundible. Dado a estas características de sus composiciones, fue signado con el sobrenombre de Sturm-und-Drangström, en una alusión al movimiento pos-romántico alemán Sturm und Drang (Tormenta y estrés), que tomó posesión en la música y literatura alemana alrededor de 1760 y 1780 y que consistía en el énfasis que hacía en las emociones fuertes y la libre expresión para contrarrestar el racionalismo reinante de la época.

Lo descubrí hace poco y la verdad ha sido una suerte. Lo recomiendo ampliamente.

Por Victor Alejandro Burgos

(@victoralejo)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s