Pluma creativa

A Dios hay que emborracharlo

84d4a637b037f05997f28c4076211d74

El problema está en que a mi nadie me ha explicado si estoy pagando penitencia en algún orbe infernal, o voy por algún piso de purgatorio, y si usted lo piensa detenidamente ¿acaso no es justo que nos expliquen?

Cuando uno se encuentra perdido, como estoy y como seguramente más de uno está, entonces en ese momento intentamos encontrarnos en cualquier parte, porque sí, nos encontramos perdidos.

Esos momentos purgan o agravian varios demonios. Los exabruptos nos atemorizan, nos encogen, nos cachetean, los detalles se vuelven sospechosos, nos colocan en alerta, vemos sombras donde no las hay, nos volvemos paranoico de todo, para todos.

No creo entonces que sea mucho pedir, no, exigir que alguien se siente y te explique exactamente en cuál escenario te encuentras. Siendo castigado por alguna herida kármica que le dejaste al universo y alrededor, o expiando las culpas y los malos trabajos que pudieras haber hecho.

Edgar Allan Poe tenía una frase que en lo personal es de mis favoritas, “A la muerte se la toma de frente con valor y después se le invita a una copa” ¿Alguien sabe cual es el licor que deleita a Dios? para ver si de esa manera consigo una entrevista.

Por Johann Sebastian Toirac

@jsebastoirac

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s