¡A escribir!

Michael Jackson: el cantante y la sombra

12e261cdfd69af77536628873e79185f

            Que recuerde, a penas iniciaba la escuela cuando vi a Michael Jackson por primera vez.  La impresión que me causó es la misma que experimenté cuando vi E.T, de Spielberg, en el cine y el gol de Maradona contra Inglaterra en el 86. En aquella ocasión, interpretó el tema Billie Jean. La manaña siguiente, mis compañeros y yo no parábamos de expresar lo “arrecho” que había sido aquel baile, como si el cantante caminase hacia atrás. Con el tiempo, supe que aquella actuación no sólo elevó a Jackson al estatus de superestrella, sino que marcó un hito en la música contemporánea. Hasta ese día, ni Fred Astaire ni Gene Kelly, ni nadie más, se había movido en el escenario de esa manera. Súmele a eso el hecho de que el álbum Thriller empezaba a convertirse en el fenómeno de venta que conocemos. Como yo, muchos contemporáneos recordarán esa imagen icónica de Jackson. Sin embargo, sobre lo que me propongo a hablar es sobre un aspecto que se puede juzgar marginal, insignificante, pero que por mucho tiempo se me ha ido revelando como nuclear en el arte del llamado rey del pop. En las líneas que siguen, me encargaré de probar la importancia de la sombra dentro de la estética de Michael Jackson.

            Es posible que la estética de la sombra haya nacido cuando Jackson interpretó Billie Jean en aquel show de celebración de los 25 años de la disquera Motown. Allí, después de que sus hermanos lo dejaran solo en el escenario, el cantante asumió una pose que consistía en colocar su pierna izquierda ligeramente doblada, en tanto que su mano izquierda descansaba sobre su abdomen, vibrante al ritmo de la batería, y la derecha se extendía a un lado de su cuerpo, posición que favorecía la proyección de la sombra, sobre todo gracias a los reflectores. Este observación sería harto deficiente  si no tenemos en cuenta el guante, las medias y la chaqueta brillante, pero, en esencia, hay que considerar aquel  sombrero que procuraba una delgada sombra que ocultaba los ojos de la estrella al público. Por hiperbólico que suene, tienen razón quienes afirman que aquella imagen portaba algo de mesiánico.

            Presentaciones posteriores de Billie Jean evidencian la estética de la sombra llevada hasta sus máximas posibilidades. Una ejemplificación paradigmática la encontramos en el concierto en Bucarest durante su gira Dangerous World Tour, donde Jackson no sólo empleó las acostumbradas luces cenitales, sino un entramado de reflectores bien peculiar, que consistía en un conjunto de ellos que emergía por la parte de atrás del escenario y otros que arrojaban luces cruzadas sobre el escenario. Luego, como ya era típico, el cantante se colocaba el sombrero y ejecutaba un rutina de baile, mientras que una luz cenital lo enfocaba.

            Sin embargo, esta estética de la sombra no es exclusiva de Billie Jean. Si miramos atentamente, descubriremos que la sombra es clave en los videos de Beat it, cuyo contenido era el enfrentamiento entre pandillas, y, desde luego, Thriller,  donde licántropos y zombies se arrojaban a las calles oscuras y desiertas. Se podría contra-argumentar que los temas de peleas y horror son las que condicionan la presencia de la sombra en estos videos, pero esta precisión es estéril al momento de considerar el video de The way you make me feel, canción que trata sobre el amor y la atracción que una mujer despierta. En lugar de eso, se podría aseverar que la estética de la sombra se emparenta con temas afines a ella. Un ejemplo claro serían los segmentos de Dirty Diana y Smooth criminal en el filme Moonwalker, de Jim Kramer, Will Vinton, Jim Blashfield y Colin Chilvers. En cuanto a este último tema, cuyo contenido se vincula abiertamente con la mafia y sus crímenes, se presentaba en el filme con un despliegue alucinante de sombras. Por eso, a nadie debe sorprender que su puesta en escena durante This is it, gira que nunca llegó a realizar Jackson por su repentina muerte, recurriría a la proyección de escenas de varios obras del cine negro, género que ha legado piezas maestras donde la sombra es elemento vital para hablar de ese mundo vil, atiborrado de delincuentes y mujeres voluptuosas traicioneras.

            Otro video que deslumbra por su mixtura de luz y de sombra es Jam, donde Jackson pone en ejecución una de los acostumbradas rutinas de baile junto a la leyenda del basketball Michael Jordan, mientras que los reflectores los apuntan dentro una cancha a oscuras. Cabe subrayar, además, un plano del perfil oscuro de Michael Jackson que tiene una notable similitud con el  famoso plano de la mitad del rostro de Kim Novak en el filme de Alfred Hitchcock, Vértigo, por motivo de una pantalla verde que se encuentra en el segundo plano. Lo cierto es que, ya sea en la totalidad o en una pequeña proporción de la imagen, la sombra es un elemento recurrente: sombras que cubren los edificios y se esparcen durante la noche de la infidelidad, en Who is it; sombras dentro de un cuarto, en Say Say Say, canción a dúo con Paul McCartney; luz y siluetas mientras danza con Naomi Campbell, en el video en sepia In the closet; y en lo que se puede considerar como vueltas a Thriller y a Smooth criminal, como los son Ghost y You rock my world, respectivamente.

            Es curioso que un hombre que se haya considerado a sí mismo como un Peter Pan (incluso llamó a su mansión Neverland), precisamente el personaje de ficción cuya sombra cobra autonomía, haya basado su obra, desde la puesta en escena hasta su indumentaria, en la sombra. En todo caso, la relación de este personaje y la estética de Jackson la determinarán los psicólogos. En síntesis,  lo del cantante de Billie Jean fue el lado opuesto del espectáculo psicodélico, porque su cualidad espectacular y mística, en lugar de un abanico de colores, explotó al máximo las bondades de la luz y la oscuridad. El cantante que creció bajo los reflectores fue el maestro de la sombra.

Por Maikel Ramírez

@Maikelalexander

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s