Sorbo artículos

Se acerca el invierno, en Abril.

game_of_thrones_season_4_poster_by_umbridge1986-d6kuyj0

Cuando finalmente las heladas hayan pasado en el hemisferio norte y las cálidas temperaturas de la primavera descongelen los ánimos de millones de personas, HBO vuelve a obsequiarnos un viaje a ese maravilloso universo creado por George R.R. Martin llamado Westeros.

Sí, hablamos de Game of Thrones, que regresa en su cuarta temporada el 6 de Abril, luego de casi 1 año de producción. El estreno del primer trailer de esta nueva temporada fue todo un evento mundial, (si no lo has visto, acá está) y como era de esperarse, no decepcionó.  Para los muchos fanáticos de esta serie, fue como reencontrarse con un viejo amigo.

Un amigo que asesina brutalmente a personas que llegan a significar algo para nosotros.

Y es que cuando nos dejamos llevar por la pluma de R.R. Martin y nos hundimos en el complicado entramado de relaciones humanas, política, magia, amor y guerra en las que centra su narrativa, indefectiblemente nos sentimos identificados con varios de los personajes a los que el autor da vida, o se la quita. Para R.R Martin maldad y bondad son dos conceptos que no necesariamente están contrapuestos uno al otro, nadie es definitivamente bueno o malo, como la vida misma. No existe la figura del héroe salvador o del clásico villano. (Joffrey quizás).  En el transcurso de los eventos puedes odiar a un personaje con toda la intensidad con la que se puede odiar a un personaje de ficción, y en los próximos capítulos desarrollar cierto afecto por el mismo. O puedes adorar a un personaje, sentir que es tu héroe, el protagonista de la historia, y que en el próximo capítulo, muera. Esta ambigüedad en la moralidad de cada personaje hace la historia profunda y diversa, piso fértil para giros de trama inesperados, de esos que hacen caer mandíbulas y aporrean el corazón.

Como el honorable Ned Stark que perdió su cabeza por jugar limpio, literalmente. Sin embargo, desde ese fatídico día en el Septo de Baelor, supimos que esta no era una historia medieval ordinaria, nuestro héroe y protagonista había muerto cuando la historia apenas nacía. El público de culto que apareció luego de este evento, fue masivo. Millones de personas hambrientas por más contenido de Game of Thrones corrieron a las librerías y convirtieron una saga que había sido publicada en 1996 con poco impacto, en el fenómeno que ahora es, con más de 15 millones de copias vendidas y un exitoso y bien logrado show para T.V.

Por ahora, y mientras llega el día del estreno, nos unimos junto a un fuego en Castle Black, a escuchar  historias contadas por el anciano Aemon Targaryen, aunque un maratón de Game of Thrones también es un excelente plan para estos días cuando…

Se acerca el invierno.

Cesar Francisco Rivas.

@fallvarado

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s