Pluma creativa

Caquexia, por Joey Rego

olas

Así nos reconocimos.

Su estructura se acercó, y su sombra era la misma que la mía. Lo reconocí por las enfermedades que los han atacado, las olas que lo han golpeado, las cascaras que ha roto y el cansancio, que era el mismo que el mío. Hoy, por primera vez, había dos líneas de humo en el aire. Nuestros miedos se juntaron, se volvieron uno. Teníamos la misma caquexia. Nuestros cuerpos tenían la misma liberación violenta de aire. La primera vez, compartimos lo que nos hace a todos reales; el miedo. Así nos reconocimos.

¿Cómo descubrir lo que somos ahora?

Descansaras sin nunca saber que ha sucedido.

Trataré de ilustrarte con cicatrices, pero siempre quedarán cosas escondidas.

No pensemos en las llamadas ahogadas, en las puertas cerradas, en las brujas quemadas.

No hay espacio para lamentos. No hay espacio para conclusiones.

No te preocupes por mí: Los santos están con los hijos completos.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s