¡A escribir!

Jazmín Azul (2013), de Woody Allen, por Maikel Ramírez

blue

“Blue moon
Now I’m no longer alone
Without a dream in my heart
Without a love of my own”

(Blue moon)

El hecho de que Woody Allen dirija, escriba y actúe en sus propios filmes lo convierte en un espécimen rara vez encontrado dentro de la industria cinematográfica, toda vez que exceptuemos aquellos tiempos del cine mudo, cuando director, actor, cameraman y otros tantos oficios del cine se fusionaban en una misma persona. Admirado hasta ser erigido en objeto de culto, condición alcanzada por pocos, Allen llega hasta Jazmín azul, su nuevo filme, respaldado por una carrera de seis décadas y varias obras maestras, como Annie Hall (Oscar a mejor película 1978), Manhattan, Interiores, Todo lo que usted quería saber sobre sexo pero nunca se atrevió a preguntar, Si la cosa funciona, por mencionar sólo un poco de un conjunto amplio.

Jazmín azul nos lleva al arribo de Jazmín (Cate Blanchett) a casa de su hermana Ginger (Sally Hawkins) en San Francisco, debido a que ha perdido todo su dinero, su condición de mujer de alta sociedad y a su familia. Luego, una palabra o un gesto bastarán para que Jazmín recuerde su vida pasada. Así, iremos conociendo la infidelidad a la que era sometida continuamente por su esposo Hal (Alec Baldwin) y los negocios fraudulentos de este. Jazmín intenta comenzar desde cero, y persuade a su hermana de hacer lo mismo. De modo que intenta retomar sus estudios, pero sus ataques de ansiedad, su migraña, su adicción al alcohol, su desconexión con la realidad y, sobre todo, su pasado, marcado por su responsabilidad por el encarcelamiento y suicidio de su esposo conducen a Jazmín al fracaso.

Como es usual, Jazmín azul también se ciñe al estilo personal de Woody Allen: relaciones de parejas derrumbadas, música jazz no sólo como banda sonora, sino como elemento que persiste en los recuerdos de Jazmín. De hecho, el plano final la muestra demacrada y apartada de la realidad, mientras recuerda la canción Blue moon. Por lo que respecta a los créditos iniciales y finales, Allen emplea nuevamente las letras EF Windsor elongated. Jazmín azul tampoco es indiferente a ese dejo del pasado que contiene buena parte de la filmografía del director norteamericano. En un orden de ideas similar, Allen encuadra a sus personajes como solía hacerse antaño: planos generales y tomas largas, salvo en el segmento inicial. Y cuando se amerita un corte, Allen emplea una panorámica.

Quizá Jazmín Azul no rivalice con las mejores obras de Woody Allen, ni en cuanto a su argumento ni en lo concerniente a lo técnico. Es muy probable que los recurrentes flashbacks y la revelación por parte del hijo de Jazmín estén condicionados, precisamente, por la falta de densidad de la historia. Sin embargo, aún se puede reconocer un buen trabajo de dirección y, mejor todavía, una interpretación muy sincera y sin fisuras de la espigada y elegante actriz Cate Blanchett, quien merecidamente compite en la categoría Mejor actriz en la entrega de los premios Oscar 2014. Blanchett desempeña con absoluta credibilidad su parte de mujer de las altas esferas de la sociedad y su contraparte, mujer que sucumbe en el foso.

Desde ya nos dicen que el próximo filme de Woody Allen, que hasta el momento se titula Magic in the moolight, y que tendrá entre sus actores a Emma Stone y Colin Firth, entre otros, se encuentra en su etapa de producción. Siempre es grato conocer que pronto tendremos una nueva obra de nuestro old buddy Woody Allen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s