Pluma creativa

Bestias anoréxicas, por Pamela Rahn

pamela

Hemos vuelto nada

a la eternidad

Hemos hecho de nosotros

marionetas con vidas inservibles

Hemos convertido a los sueños

en bestias anoréxicas

Nuestro oxigeno se ha contaminado

El aire que respiramos se tuerce, se desintegra

El frío cala en nuestros huesos

Y es insoportable

Nuestra garganta está seca

Es un aparato de bramidos inútiles

Le han salido telarañas y algo de moho

Es un lugar asqueroso repleto de memorias indecentes

Que queremos escupir.

 Hablamos desde el silencio

Se ha vuelto nuestro fiel compañero

El vocabulario

Las pupilas

La mente

Sólo eso basta

Como una conspiración de calamidades

A veces las ganas de gritar nos ganan

¡vamos, es que no somos de hierro!

 Y le gritamos

A la hoja de papel

Y al lente de la cámara

 Como si fueran un viejo indecente, sucio, violador, asesino.

-maldito-

¡Lo golpeamos!

Es el enemigo y el aliado

Nuestra garganta seca escurre sangre

Y la hoja de papel se mancha de rojo

Nos cansamos de ver muertos vivientes

Que caminan en calles soleadas

Con sonrisas fluorescentes

Y ojos cuadrados

Ahora buscamos en cestos de basura

Algo de humanidad

Hurgamos por algo que brille

Como estúpidas luciérnagas

 A veces lo encontramos

Y no lo dejamos ir

Preferimos estar al borde de la muerte

Pero sentir

Y es que la vida se vuelve tan vacía

 sólo te quedan ganas de sentir.

Nos aferramos a ese trozo de basura brillante y dañado

 Que hemos encontrado en tiempos inadecuados

Cosemos sus heridas

Lo hacemos nuestro

Le limpiamos el olvido

Lo adoramos

Y es que un trozo de basura

que entienda nuestra corrompida existencia

 Es mejor que cualquier religión

Nuestras lenguas repiten frases ensayadas

Ya cansadas

Predispuestas a ese sorbo de dolor

Se van quemando por dentro

quedan magulladas por la rutina

Somos adictos a sentir

Sentimos con cada hueso

La intensidad es nuestro segundo vocabulario

 La existencia se ha vuelto una lluvia de

adicciones

Y sólo queremos respirar de su aliento

 Somos transeusentes

Viviendo en el infierno y en el paraíso

Los conceptos se nos confunden

Y ya no sabemos distinguir

La línea que los divide

Habitamos en una cárcel y las rejas

Se vuelven palabras precisas

que corrompen el entendimiento

Nuestra geometría está fracturada

La libertad le ganó

Y ya no entendemos

De líneas

El mundo nos da claustrofobia

Y hacemos filas

para encerrarnos en pequeños cuartos

a leer libros viejos y tomar té

Y llamamos a eso “libertad”

Nuestra mente es libre

¡Somos felices!

pero nuestro cuerpo, el pobre, es victima del placer onírico

Nuestros asientos y mesas

Nuestro seguro social y futuro

Nos encierran

en una jaula de deberes que nos ahorcan

Y nos terminamos

Volviendo cuerdos

Con aires de soledad

Y la magia se acaba

– pero la locura sigue –

Y nos arrancamos la piel gastada

Y nos ponemos otra nueva

Y luchamos por vivir en un mundo en que todos existen

Y engañamos a todos, pero seguimos implosionando en hojas de papel.

@PamyRahn

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s