Pluma creativa

Canto: Del otro lado de la sombra, por Romina Cazón

del fondo 

Del Libro: Del fondo de ningún vientre

I

De este lado

la sombra  venera

a un Dios

que está

sentado

en ninguna

silla

II

En el reflejo   de un rey

habita el espíritu.

Ya no tengo las vestiduras

que atan  al cuerpo.

Aquí la imagen se crea de una

evocación a la sangre.

La sangre besa la sombra

con su boca curtida.

Evocar a la sangre es dejarse

sacudir la memoria.

III

La vida ha comenzado de nuevo

y  moldea:

la cadera

el rostro

y las manos.

Imperfecto todo. Eso sí.

No  se puede gozar

de los regalos de la naturaleza,

pero aquí eso no importa.

El rito

 termina

en un lugar como  este.

La vida es una

es una estela

que no hace falta descifrar

su nombre.

IV

Te toco la frente en donde podría estar la frente.

Sé que no eres el mismo desde que viajaste.

Yo también soy otra

                    un vacío

                    un túnel

Toda mi boca

y mi sexo

están en la habitación

y no he querido verlas.

Allí que se mueran de pensarme.

Te toco las manos

(antes)

con una me  bordabas

y con la otra me deshacías.

Ya no somos los mismos

(ahora)

      un  chillido que reposa en un delta.

V

Donde chispea el crepúsculo

estoy yo

         sentada en una piedra

hablando tres idiomas.

Quien entienda que sepa

que vengo de la luz.

Ya no acribillo el silencio

sólo presumo

para no sentir el desamparo.

Me dejé olvidada

(es cierto)

           empiezo de nuevo

           a construir  mi cuerpo con un lápiz

           que me trae la brisa.

VI

 Este es un buque que naufraga

en la polvareda de los años muertos.

No me aleja la alabanza muda que viene de la saliva

No me  separan los centímetros del tren

sino los huesos flexibles, cuyo  metal

caduca en un foco etéreo

Vengo del fondo de ningún vientre.

Escupo la sangre,

                  de la sangre

                                la herencia,

                  de la herencia

                                la sangre

Soy un buque que naufraga

en toda la polvareda.

VII

Nunca mirar hacia atrás:

el pasado está  en una fábula inédita

en la costra del tiempo

y en el tapiz de una  nube.

Cerrar los ojos es una forma

de supervivencia.

Sobrevivir es enterrar la pupila

en el ombligo

es atrapar con las uñas el aire.

Nunca mirar hacia atrás:

demasiada  la sombra

la que  persigue.

Demasiados

           órganos

           moléculas

           y átomos

que se van de la membrana.

Romina Cazón, escritora y  artista audio visual. Nació en Jujuy, Argentina en 1981. Reside en el estado de  Querétaro. Sus textos se hallan parcialmente publicados en antologías, como también en revistas impresas y digitales de Latinoamérica.

Es autora de Con mis uñas de gata (poesía japonesa, 2008), Patria Ajena (2010), Arte fatuo (obra visual y poesía, 2012), De sus piernas en mi cuello (cuentos, 2013) y es coautora de  Panorama de la poesía mexicana (Colección de poesía, 2009). Dirige la revista de arte y cultura, El humo (www.revistaelhumo.com). Es responsable de Ediciones El humo, que cuenta con diez números, colección poética Ojo Cautivo. En la actualidad realiza pinturas  para exponer la Colección de re-raros.

@Rominacazon

Anuncios

Un pensamiento en “Canto: Del otro lado de la sombra, por Romina Cazón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s