Pluma creativa

483, poema de Viviana Labarca

b93c09f24405a292c426f1b40059f765

Ilustración de Conrad Roset

483

Varias veces comencé a vaciar
Las onomatopeyas del universo.
No hay objetos, no hay tacto
No hay tregua ni descanso.
En distintas ocasiones me volví iracunda ante las sensaciones
Que mi cuerpo no sabía identificar
Grité ante los ríos empedrados de las estrellas
Este desazón fulminante que de vez en cuando ataca mi alma
Bendije su camino
Hubo un tiempo que adorné de flores sus pies
El mar se regresó y no volvió a la orilla
Así fue como tu voz aniquiló la única pluma
Que volaba a la deriva en mi vientre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s