¡A escribir!

Happening (2014), de Gustavo Valle. Por Maikel Ramírez

Happening-Gustavo-Valle-640

Imagen sacada de acá

Happening (2014), de Gustavo Valle

“…más que un perdedor, yo era un derrotado, y

entre uno y otro estado había-hay, siempre habrá- un abismo

 de connotaciones e implicaciones”

(Leonardo Padura: El hombre que amaba a los perros)

 

La metáfora Theatrum Mundi, o el mundo como teatro, es una de las más fecundas de los productos culturales de la humanidad y de la cognición humana misma. La encontramos, por ejemplo, disgregada por el pensamiento renacentista, así como en el aparato teórico del sociólogo norteamericano Erving Goffman, cuyas ideas serían seminales para el desarrollo del estudio de la cortesía verbal, y, como un caso ejemplar de reciente data, en los decorados donde los personajes de la última adaptación al cine de Anna Karenina, dirigida por Joe Wright, acometen sus actos pasionales. Como paso inicial para comentar Happening, novela del escritor venezolano Gustavo Valle que obtuvo el XIII Concurso Anual Transgenérico, concedamos que esta obra  escenifica la metáfora Theatrum Mundi, ajustándose, claro está, a elementos particulares de la ficción propuesta por el escritor venezolano.

            Sin dilación, Valle nos conduce hasta un viernes por la noche cuando Álex Kantor, personaje central de la novela, arrolla accidentalmente a una persona mientras manejaba su vieja Ranger Rover por una carretera del Estado Miranda. Desde ese momento, nos enteraremos de que fracasó en su relación matrimonial con Miriam, de que su solvencia económica es paupérrima, de que su carrera en el teatro ha sido truncada, sintetizando un poco, digamos que su vida ha sido un conjunto de proyectos huidizos. Pero luego, en su fuga para evadir la cárcel, Álex estrechará las amistades del enigmático Morocho, la melancólica Rebeca y la suicida Francis, en fin, como se apreciará, un tropel de seres atormentados y ‘outsiders’ que abrazarán la idea de realizar un happening a la orilla de la playa, espectáculo que será interrumpido cuando los agentes de la ley irrumpan para apresar a Álex. La novela finaliza con una secuencia de desolación que nos muestra a Álex soñando con huir y pensando en su pequeña hija.

            Volviendo a la metáfora del mundo como teatro, es oportuno fijarnos en que una de las correspondencias que se establece entre el dominio del teatro en relación con el mundo es que hay un telón que oculta a quien realmente mueve los hilos de la trama. Es decir, el destino de los seres humanos,  así como el destino de los personajes y la audiencia de la pieza teatral, es manejado por alguien que permanece oculto. Desde este ángulo, es previsible que el mayor ente que dictamina el rumbo de los seres humanos a su antojo es Dios. En el caso de Happening, me temo que el asunto resulta harto complejo luego de que evaluamos la hoja de vida de Álex. De cualquier forma, para efectos de esta nota, podemos conformarnos con enfocarnos en el enorme peso de un contexto histórico-social que quiebra y empuja a este personaje hacia los márgenes. Prestemos atención a estas líneas donde, en primer lugar,  se funden emociones propias de la naturaleza humana con unas culturalmente aprendidas (miedo de que alguien te asalte, a equivocarse); mientras que,  en segundo lugar, vemos cómo se solapan la fuerza actual que somete a Álex con las de momentos anteriores: “un miedo muy distinto a los miedos que solía sentir. Un miedo a ser atacado con violencia o simplemente a haber cometido el peor error de su vida” y “sus piernas temblaban. En el parabrisas, como una secuencia blanco y negro, se proyectaron imágenes de algo equivalente a su pasado”.

            La tradición en la que se inscribe la novela de Valle es, desde luego, la de El Extranjero, novela de Albert Camus, y el filme El final de la escapada, de Jean-Luc Godard, de allí que al lector le resulte imprescindible recorrer un conjunto de acciones cotidianas que colindan con lo absurdo y el hartazgo, que rompen con las expectativas asociadas con determinados eventos. Entendamos que de lo que acá hablamos es de un personaje descolocado, despojado de sus metas, que, para más colmo, se calibra a sí mismo con la exitosa y pesada figura de su ancestro Tadeusz Kantor.

            Happening se divide en tres capítulos, en los que Valle, igualmente, se pasea por varios géneros discursivos para contar su historia, que incluyen las definiciones de diccionario, partes médicos, órdenes de aprehensión,  ilustraciones, fotografías, y tiene como estandarte una hermosa portada que se reparte en dos tonos: el inferior, un azul pastel en el que se aprecia la cabeza rosada rebosante de un pez; en la superior, un negro en el que resalta el esqueleto del animal. Seguramente cada lector tendrá su propia interpretación de esta imagen y estoy convencido de que de algún modo serán acertadas.  En lo que a mí concierne, distingo en ella una metáfora del teatro, porque, qué puede ser esa cara rosada y vivaz del pez si no lo ilusorio de la máscara teatral, en tanto que detrás de la línea negra se agazapa su sombrío y obsceno contrapunto.

            Maikel Ramírez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s